El rol de la alimentación y la buena nutrición después de los 50 años

Al llegar a los 50 años es importante cuidar nuestra alimentación, pues de esta dependerá cómo desempeñemos nuestras funciones diarias. Seguramente tu médico te recomendará una dieta específica según tus necesidades, sin embargo, consumir alimentos de cada grupo de alimentos (granos, vegetales, frutas, carnes y lácteos) nos aportarán todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita.


A esta edad es recomendable evitar las “calorías vacías” estas están en algunos alimentos que son altos en calorías pero bajos en nutrientes como por ejemplo comida rápida, golosinas y pastelería. Recuerda que una buena dieta debe estar acompañada de ejercicio, trata de realizar al menos 10 minutos diarios de este y verás cómo tu cuerpo se sentirá más activo además ayuda a mantener tu peso.

Un promedio de calorías para una persona activa de 50 años debe ser, si eres mujer alrededor de 2.000 a 2.200 calorías, si eres hombre entre 2.400 a 2.800. Por otra parte, si eres una persona ligeramente activa para las mujeres el consumo de calorías debe estar en unas 1.800 y en los hombres 2.200 a 2.400, y finalmente si eres sedentario las mujeres  necesitarán cerca de unas 1.600 y si eres hombre unas 2000 calorías diarias.

A medida que pasa el tiempo nuestro organismo se va volviendo más lento por eso es clave ingerir alimentos ricos en fibra como el pan integral o la pasta, además de aumentar el consumo de verduras y frutas, ya que estos colaboran a una mejora en nuestra flora intestinal.

Es importante reducir el consumo de sal y azúcar pues estos podrían desestabilizar los valores en la sangre.

Por otro lado, consumir grandes cantidades de agua ayuda a mantenernos hidratados lo que favorece la elasticidad y el aspecto de nuestra piel dado que medida que envejecemos el agua tiende a disminuir en nuestras células.

1. Material solo informativo. Converse con su médico. 2. Material revisado por el área médica de Abbott Nutrición.

Bibliografia


1. Material solo informativo. Converse con su médico.
2. Material revisado por el área médica de Abbott Nutrición.