El ejercicio en la edad adulta es fundamental ya que trae muchos beneficios para nuestra salud, uno de ellos es que ayuda a mantener nuestro peso corporal y disminuye el índice de grasa en el mismo. Además, tener un peso saludable ayuda a reducir el riesgo de enfermedades.

A esta edad tenemos que ser conscientes de las repercusiones que un aumento de peso nos puede traer, el estar en sobrepeso nos puede causar a futuro molestias en nuestras rodillas y en la espalda, por eso es importante controlar y mantener nuestro peso.

Bailar es una de las actividades que podemos disfrutar mientras nos mantenemos activos, a pesar de que muchos no la consideren como ejercicio el bailar produce energía positiva al mismo tiempo que reduce los niveles de depresión y soledad. Además, mantenernos en movimiento ayuda a nuestra circulación y a que nuestras articulaciones funcionen mejor.

Levantar pesas aunque sea poco peso nos ayuda a fortalecer los músculos y a ganar más fuerza. La natación y las caminatas también funcionan dado que son ejercicios moderados que podemos realizar con facilidad. Es recomendable que consultes con tu médico antes de realizar cualquier ejercicio que pueda perjudicar tu salud. Asesórate que el ejercicio que realices sea el indicado para ti pues todos somos y tenemos necesidades diferentes.

Es importante antes de cada rutina de ejercicio calentar el cuerpo al igual que hacer estiramiento al finalizar la misma para evitar cualquier tipo de lesión pues en esta edad la recuperación es mucho más lenta. Así que busca el mejor ejercicio para ti y empieza a disfrutar de esta etapa como debe ser.

1. Material solo informativo. Converse con su médico.

2. Material revisado por el área médica de Abbott Nutrición.