Ensure advance

5 formas de comer saludable

Si tuvieras la oportunidad de darle un consejo a tu yo más joven, ¿cuál sería? Para el 27% de los hombres y mujeres mayores de 50 años es “comer más saludable” *


Para eso te dejamos los siguientes 5 puntos que debes tener en cuenta:

1. Mantené tu cerebro ágil

La pérdida de memoria es un efecto secundario común del envejecimiento; sin embargo, lo que comés también puede tener un impacto en la función cerebral.

Para mantener un cerebro saludable es recomendable consumir alimentos ricos en omega-3, como pescados y mariscos. Este nutriente es importante para la salud cognitiva.

2. Decile sí a las grasas saludables

Con el tiempo somos más propensos a desarrollar enfermedades del corazón, por lo que hay que aprender a identificar cuáles son las grasas saludables y cuáles no. A diferencia de las grasas trans, hay grasas saludables como el Omega-3 que se encuentra en la palta, las nueces sin sal y ciertos pescados como el salmón, la trucha y el atún.

3. Protegé tu piel

Una piel bonita es la envidia en todas las edades, pero esta enfrenta ciertos cambios a medida que pasan los años, ya que la elastina disminuye y hace que la piel se vuelva más delgada, por eso es importante cuidarla. Una buena forma de cuidarla es hidratarla y tener una buena dieta. Aumentar el consumo de alimentos ricos en antioxidantes como frutas y verduras de tonos brillantes, naranja, kiwi, brócoli, tomates, entre otros, ayudarán a mantener tu piel fuerte.

Por otro lado, los alimentos ricos en omega-3 favorecen la estimulación del colágeno.

4. Construí y fortalecé tus músculos

Después de los 40 años empezamos a perder masa muscular, por eso es importante asegurar contar con la cantidad de proteína adecuada. La proteína se puede encontrar en carnes magras y pescados, huevo, queso, semillas y legumbres. Más allá de las proteínas, hay otros nutrientes que también pueden ayudar como el HMB, un metabolito del aminoácido leucina que ayuda a tus músculos a aprovechar mejor la proteína que consumís y así recuperar masa muscular y fuerza.

5. ¡No olvidar a tus huesos!

No olvidemos la salud de nuestros huesos, ellos son la base de nuestro cuerpo y protegen a los órganos vitales, por eso es importante consumir alimentos ricos en calcio tales como leche, huevo, yogurt y quesos.

Bibliografia


1. *Encuesta realizada por el Consejo Internacional del Envejecimiento Activo (ICAA) y Abbott