Ensure advance

Consejos para obtener una mejor recuperación después de una cirugía

Después de haber pasado por una cirugía lo primero que te pedirán los médicos será que paulatinamente comiences a moverte y retomar tus actividades a la normalidad. Te damos algunos consejos que ayudarán a que tu recuperación sea óptima.


Después de haber pasado por una cirugía lo primero que te pedirán los médicos será que paulatinamente comiences a moverte y retomar tus actividades a la normalidad, aunque pueda parecer difícil al principio, es importante que lo hagas, así sean movimientos suaves como caminar o levantarte de la cama dado que esto acelerará tu recuperación. Esta actividad física favorecerá tu sistema digestivo y circulatorio evitando así la formación de coágulos en la sangre.

A continuación, te damos algunos consejos que ayudarán a que tu recuperación sea óptima.

Realiza ejercicios de respiración 

Según la fisiatra Julie Silver, quién desarrolló el programa de prehab STAR, inhalar por 3 segundos y aguantar la respiración por otros 3 segundos y exhalar nuevamente por 3 segundos alrededor de 5 veces durante varios momentos en el día, ayuda a fortalecer los músculos respiratorios después de haber pasado por una cirugía disminuyendo cualquier tipo de riesgo de sufrir neumonía o enfermedades relacionadas.

Alimentación sana

Una dieta balanceada, rica en proteínas, vitaminas y minerales ayudará a que tu proceso de cicatrización sea mucho más rápido, así como también a combatir infecciones. Recordá charlar con tu médico para que podás apoyar tu nutrición con Ensure® Clinical, que con su combinación única de nutrientes y HMB ayudará a tu cuerpo a recuperarse más rápido. Esto es clave antes y después de una cirugía.9

Disminuir tus niveles de estrés

Si logras dominar el estrés es posible que puedas controlar o moderar los dolores que lleguen a presentarse, así como conseguir que tu cuerpo tenga un mejor descanso y concilie el sueño de una mejor manera, además de ayudar a subir tu estado de ánimo.

Evitar el tabaco

Fumar solo retrasa el proceso de cicatrización en tu cuerpo, por eso si eres fumador es importante que dejes su consumo al menos 2 semanas antes de la cirugía, esto ayudará a evitar algún riesgo de infección durante el proceso quirúrgico.

Ejercitar

El ejercicio ayuda a mejorar tu circulación y a fortalecer los pulmones lo cual resulta ser un beneficio para la cicatrización de las heridas. Recordá siempre consultar con tu médico cuáles son los ejercicios ideales para vos.