Los 5 tips nutricionales que todo hombre necesita

De acuerdo con el Departamento de Salud y Servicios Humanos de la Agencia para la Investigación y la Calidad del Cuidado de la Salud de los Estados Unidos, los hombres son 24% menos propensos que las mujeres a visitar un médico durante el año, sin embargo, tienen un 28% más de probabilidades de ingresar a un hospital por insuficiencia cardíaca y un 32% de ser hospitalizados por un largo periodo.


La mayoría de las veces damos prioridad a muchas cosas y dejamos de un lado nuestra salud, no obstante, es importante tenerla dentro de nuestra lista pues de acuerdo a estas cifras está claro que los hombres tienen algunas necesidades de salud únicas dice Refaat Hegazi, MD, PhD, médico científico de Abbott. “La nutrición es clave para ayudar a hombres de todas las edades a vivir vidas más plenas" dice.

Aquí encontrarás 5 maneras en que los hombres pueden satisfacer estas necesidades de nutrición y salud únicas a lo largo de los años.

1. Aumentar la proteína

A partir de los 40 años los hombres empiezan a perder masa muscular en un 8% por década, por eso es importante incluir la proteína dentro de nuestra dieta pues esta ayuda al crecimiento muscular. Según Hegazi "La proteína de la dieta es el factor más importante para prevenir y revertir la pérdida excesiva de masa muscular a medida que envejecemos".
  Por otro lado, complementar la alimentación con alimentos que contengan HMB, ayuda a obtener el máximo provecho de los nutrientes, pues este es un compuesto relacionado que estimula a los músculos para aprovechar la proteína que se consume, de manera más eficiente.
 Hegazi recomienda buscar fuentes completas de proteínas que incluyen pescado, carnes magras, huevos y productos lácteos.

2. Consumir más vitamina C y E

La enfermedad más común entre los hombres es la cardíaca y nuestros hábitos alimenticios determinan el desarrollo de esta. Según un análisis en 2015 del British Journal of Nutrition, consumir nutrientes saludables como las vitaminas C y E (dos de los antioxidantes más potentes) ayuda a reducir el desgaste de las arterias coronarias. Estas vitaminas las puedes encontrar en alimentos como: Naranjas, nueces, pomelos y verduras de hoja verde.

3. Disfruta de un buen hábito con mariscos

Aumenta el consumo de pescado: Los ácidos grasos como el omega-3 que se encuentran naturalmente en el filete de salmón son clave para ayudar a reducir la inflamación cerebral relacionada con la demencia y otras enfermedades. Para reducir el riesgo de enfermedad cardíaca, la Asociación Estadounidense del Corazón recomienda comer dos comidas por semana que contengan pescado. Es recomendable optar por pescados como el salmón, la caballa, el atún, las sardinas y el pescado azul.

4. Reduce los carbohidratos refinados

Reemplazar los carbohidratos por alimentos como granos integrales es fundamental para controlar nuestro peso, reducir la diabetes tipo 2 y ayudar a nuestra función cerebral. Hegazi dice que el exceso de azúcar en la sangre puede aumentar los niveles de inflamación en el cerebro lo que puede causar a largo plazo una pérdida cognitiva, demencia o Alzheimer. Reducir estos carbohidratos le ayudará a tener un mejor estilo de vida y trata en lo posible que los carbohidratos que consumas sean enteros a partir de fuentes que incluyan frutas, verduras, y granos integrales.

5. Revisa tus niveles de vitamina D

La mayoría de nuestra vitamina D la obtenemos por la exposición a la luz del sol, sin embargo, para las personas que viven en latitudes extremas o no se exponen mucho al sol es importante consumir alimentos ricos en vitamina D como la leche fortificada, el pescado grado y la yema de huevo pues esta es “vital para mantener una buena salud, ya que ayuda a la salud muscular y ósea para mantenerte fuerte a medida que pasan los años” dice Hegazi.