RETO SILLA

PREGUNTAS QUE NO DEBEN FALTARTE A LA HORA DE VER AL NUTRICIONISTA

La alimentación debe ser una de tus prioridades a esta edad, pues de ella también dependerá tu calidad de vida. Si te alimentas de la forma correcta, sin duda, tu cuerpo se sentirá bien y estará en mejores condiciones para realizar sin problema las funciones diarias. 


La alimentación debe ser una de tus prioridades a esta edad, pues de ella también dependerá tu calidad de vida. Si te alimentas de la forma correcta, sin duda tu cuerpo se sentirá bien y estará en mejores condiciones para realizar sin problema las funciones diarias, de allí la importancia de que frecuentemente te hagas chequeos médicos, e incluyas una visita al nutricionista. Sin embargo, si alguna vez te has preguntado en qué momento es prudente hacerlo o qué preguntarle, te ayudaremos con una pequeña guía que te ayudará a tener claro qué debes preguntarle a tu nutricionista.

La cita con este especialista será fundamental para orientarte con una dieta balanceada de acuerdo a tus necesidades, ya que no todos los organismos funcionan igual y es muy importante que sigas algunos hábitos saludables.

¿Qué debo preguntarle a mi nutricionista?

Lo primero y más importante es saber cómo porcionar la comida en el día, por eso, es necesario preguntarle cuántas comidas debes consumir al día y cómo deben ser las porciones. Usualmente se recomiendan 5 comidas diarias en pequeñas porciones, sin embargo, de acuerdo a lo que tu cuerpo necesite, pueden ser diferentes.

Por otro lado, también es clave tener en cuenta en qué momento consumir los alimentos, por lo que preguntarle a tu nutricionista por los horarios de las comidas también te será de mucha utilidad.

Si bien hay muchos alimentos que son saludables como las frutas, estas tienden a convertirse en azúcar, por lo que su consumo debe ser moderado. Pregúntale a tu nutricionista a qué hora y en qué cantidades puedes consumirlas, pues todo en exceso es malo.

Estas son solo algunas de las preguntas más frecuentes que deberías hacer al momento de la consulta. Otras relacionadas con tu peso, índice de masa corporal, cómo cocinar los alimentos y las que estén puntualmente relacionadas con tus necesidades, deben ser respondidas. No olvides hacer una lista de las más importantes, para que al momento de la cita con tu nutricionista no se te pase ninguna.

Además de una alimentación saludable, debes incluir ejercicio en tu rutina. En este caso será bueno consultar a qué hora es más conveniente ejercitarte de acuerdo con tu metabolismo. Existen también ejercicios en casa o prácticas como pilates que te ayudarán a complementar cualquier dieta y te serán útiles no solo para equilibrar tu cuerpo, sino también para relajarte un rato.